Alvaro Torres

Álvaro Germán Ibarra Torres, más conocido en el medio artístico como Alvaro Torres, es un cantautor salvadoreño que destaca fundamentalmente en el género balada romántica y bolero.

Nació en Concepción Batres, Usulután, El Salvador, el 9 de abril de 1954.

Álvaro Torres no requiere mayor presentación, pero consignemos que hoy por hoy es considerado uno de los cantantes favoritos de muchas personas en El Salvador y Estados Unidos. Su estilo es sencillo, sin mayores estridencias y la letra de sus canciones podemos etiquetarlas como sencillas y a la vez profundas, una argamasa que no siempre va de la mano.

Huelga decir que son muchos cantantes los que le han grabado sus canciones, tomándolas de su propio repertorio discográfico.

Hacia el año 1994 la Sociedad de Compositores y Editoras BMI de Estados Unidos, le otorga un galardón especial por todo el contenido de su álbum «Nada se compara contigo» el cual se convirtió a poco andar en un éxito de ventas.

Sus Inicios

Cuando frisaba los doce años de edad, escribió la canción «Dulce amiga«, inspirado en una amiga de la infancia que le permitía ver televisión en su casa. En esa misma temporada Pepe Rodas, director de la emisora Radio Corporación, lo invitó a los estudios de producción para grabar el demo que cambiaría el destino de su vida.

Estando en Radio Corporación, Rodas le entregó un disco instrumental de la Orquesta de Franck Poucel, además de una letra que él mismo había compuesto para esa melodía. Persuadió a Álvaro que intentara sincronizar su voz sobre la música. La idea cristalizaría de inmediato. Unas semanas más tarde los citaron para una entrevista con el presidente de ese sello discográfico, Augusto Díaz Durán, al cual le fascinó esta propuesta  musical. En consecuencia, firmaron un contrato para la grabación de su primer disco de larga duración.

Trayectoria

Estamos en el año 1975. Álvaro Torres se dispone a grabar su primera producción titulada Algo especial, la que le granjeó enorme popularidad en emisoras de su país natal. Más tarde, participa en diversos concursos de canto como el Festival de Festibuga, realizado en Colombia en el año 1976, En medio de todos estos avatares también grabó sus primeros discos: 

  • Acaríciame,
  • Qué lástima,
  • De qué me sirve quererte
  • Ángel de ternura.

El año 1983 emigró a los Estados Unidos, país en donde ha residido durante los últimos años. Llega directamente a Denver, Colorado. En su estadía graba en 1984 la producción Sin cadenas. Luego decide trasladarse durante un tiempo entre Houston y San Antonio, Texas

El año siguiente es de absoluta consagración. Decide irse a vivir a Los Ángeles, California, donde graba su séptimo disco Tres, una producción con la que se consagró como uno de los mejores cantantes y compositores de su generación.

Durante los años de 1988 y 1998 logra ubicarse en las posiciones de la Hot Latin Songs de Billboard. Su primera canción en Billboard fue Hazme olvidarla, con una letra tan destacada como su música que lo llevó a parapetarse en el lugar número 7 en el ranking de popularidad (1988).

A su vez, su última canción fue El último romántico, que llegó al número 17 durante el año 1998.

Aún es recordada su rutilante actuación en el  XXXII Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, en el año 1991. Allí logró capturar la admiración del público chileno y latinoamericano.

En ese certamen  logró obtener la Gaviota de Plata, en virtud de sus grandes éxitos de una dilatada carrera.

Llegamos al año 1987 y Álvaro Torres estrena Más romántico que nadieSi estuvieras conmigo Nada se compara contigo.  Esta última canción se proyecta y consagra de inmediato. No en vano es considerada hasta la fecha una de sus más aclamadas producciones, de la cual realizó una nueva versión en 2013 junto a la cantante ecuatoriana Mirella Cesa.

En esa misma temporada estrenó temas como: Homenaje a México (1992), Amor del Alma, (1993), Reencuentro (1995)  En busca del amor (1996)El último romántico (1998)

No fue fácil la vida de este eximio artista. Torres vivió su infancia a la orilla del Río Lempa, donde nunca faltaron peces y raíces para comer.

A los 11 años se fugó de la casa de su madre para buscar a German, su padre, quien tocaba el violín en el Mariachi Perla, de El Salvador.

Era un virtuoso a temprana edad. En poco tiempo, aprendió a tocar el mismo instrumento y  comenzó a dar serenatas entre la intersección de la Tercera Calle Oriente y la Segunda Avenida Sur; dos cuadras al sur de la alcaldía de San Salvador.

Los Comienzos

En los años 70, cuando el Ministerio de Educación organizaba los Festivales de Música Juvenil en el Círculo Estudiantil (frente al Zoológico), Álvaro se inscribía como cantautor.

Nunca ganó el primer lugar, pero le encantaba tocar su guitarra y compartir con el público joven sus canciones románticas. Tenía carisma y ya destilaba una personalidad magnética.

La primera canción que escribió se tituló Dulce Amiga y la compuso a los doce años de edad, inspirado en una amiga de la infancia.

Hay que admitir que fue un país como Guatemala el que le abrió las puertas del triunfo, pues allí grabó Algo especial, su primer disco fuera del país, el cual daba título al Long Play (un disco de vinilo) que se convirtió en todo un boom centroamericano. El año 1984, siendo aún desconocido. Álvaro se trasladó del Estado de Colorado rumbo a Los Ángeles, California.

Mexicanos y centroamericanos fueron los primeros en brindarle su apoyo.

Tal vez sin proponérselo, Álvaro se había convertido en una suerte de Embajador Musical centroamericano en los Ángeles. En esa ciudad forjó De punta a punta, uno de sus más resonados éxitos.  Muy poco después vino una seguidilla de otros temas que alcanzaron fama internacional, como Mi Amor por ti, Tres y Hazme olvidarla.

En medio de su sobriedad que lo caracteriza, el propio Álvaro fue el primero en agradecer a su público:

-“Ha sido una secuencia de canciones que gracias a Dios han tenido mucho éxito y me han permitido disfrutar del triunfo”.

Generalmente el público conoce el lado A del triunfo o el estrellato.

Tras el éxito de Álvaro había un esfuerzo constante y sin pausa. Por eso le fue bastante difícil colocar el disco, grabado bajo el sello Alhambra, debido a que se trataba de un artista prácticamente desconocido. ¿Cómo podía un desconocido golpear al mundo artístico con un tema de gran factura?

Álvaro lo consiguió no con uno, sino con varios. De allí al reconocimiento y prestigio en varias latitudes quedaba un solo paso.

Ese tema le permitió ser conocido por otros productores de renombre, entre ellos Guillermo Santizo, quien le contrató de inmediato. Con ellos (productores) hizo Tres, que contiene algunos de sus más sonados temas (De punta a punta, Mi amor por tí, Te seguiré queriendo) y un segundo LP (Hazme olvidarla, Amor que mata).

Más tarde, el sello Alhambra fue absorbido por Fonovisa, sin Álvaro Torres, “a lo mejor porque no soy mexicano ni bonito”, bromeó él.

En otro orden de cosas, el salvadoreño ha hecho dúos con otros artistas. Por ejemplo, con Marisela cantó Mi amor por tí y Patria Querida con los Barrio Boyzz.

No menos importante en su meteórica carrera musical ha sido la colaboración que tuvo con la fallecida leyenda del “tex-mex” Selena, plasmada en un tema titulado Buenos amigos que fue grabado en estudio y presentado varias veces en vivo.

La mítica cantante Rocío Jurado grabó Mi otro yo, también de la inspiración de Álvaro; José Luis Rodríguez regrabó De punta a punta; el hermano de Marco Antonio Solís grabó siete canciones de Torres en un solo disco, entre la que podemos destacar «Que se vayan al diablo con sus tontos prejuicios”.

El cantante se encuentra radicado en los Estados Unidos desde hace varias décadas y su música ha trascendido las fronteras del quehacer internacional.

Su última producción discográfica lleva por título Otra Vida.

En virtud de sus altísimas ventas, Torres ha sido galardonado con discos de

Oro y de Platino. Entre sus reconocimientos destaca el hecho de ser integrante

del Salón de la Fama de los Compositores Latinos (LSHOF); el premio La Musa Miami Beach 2015; el reconocimiento a Mejor Compositor del Año por BIM Music con el álbum Nada Se Compara Contigo (1993); Gaviota de Plata en el Festival Viña del Mar Chile (1991); además de ser nombrado Hijo Meritísimo de El Salvador por la Asamblea Legislativa. El último romántico también ha sido nominado a Premios Grammy Latinos 2010 en la categoría Mejor Álbum Música Cristiana; obtuvo el premio Lo Nuestro en 1995, categoría Vídeo del Año por Reencuentro con Barrio Boyzz; premio Lo Nuestro 1996 categoría Vídeo del Año por Estrés y el premio Arpa 2010 en la categoría Mejor Álbum de Cantautor por Muy Personal. En febrero de este año, inició una nueva aventura, en esta ocasión frente al micrófono en su propio programa de radio en Radio La Chévere (100.9 FM), todos los martes a las 19 horas.

La historia de Álvaro es una sucesión de etapas donde el esfuerzo se ha alternado con la perseverancia. Nadie le regaló nada y pudo salir adelante merced a su talento que no se arredró ante nada.

wordpress themes nulleddownload wordpress themesdownload wordpress themesdownload wordpress themesfree download udemy courselynda tutorial free downloadudemy course free downloadwordpress themes nulleddownload wordpress pluginsfree download wordpress plugins